Tuesday, November 11, 2014

Tiene ese que se yo...

Cada vez que voy al médico, fantaseo los peores comentarios del pediatra, obviamente muy alejado de la realidad (temores de primeriza?). El tipo es un piola, super simpático y pro-lactancia materna. En cada visita, toma las mediciones correspondientes, hace preguntas, interactua... lo chequea completito y lo más gracioso es que me felicita como si estuviera haciendo un proyecto -Vas excelente mamá! Seguí así, nos vemos en tres meses- Me da orgullo cada vez que lo ven, se te llena el corazón de ese no sé que...


Durante el día, cada vez mas despierto y atento de todo lo que pasa en la casa. No se pierde nada, la perra pasando caminando por el living, le parece el espectáculo mas increíble. Las cosquillas en la panza, las favoritas de todas las mañanas.
Seguimos en la aventura de probar nuevos alimentos, se nos presenta un mundo de posibilidades infinitas (esaaa). De todas maneras, lo más interesante para arrebatar será siempre lo que tiene en la mano  mamá.
Hoy martes, como todos los días empezamos nuestra rutina de la mañana, amaneciendo a las 5 (es un relojito), a las 7 nos hacemos una siestita de 40 minutos y vamos con todo a arrancar el día. Las siestas siempre fueron y serán bastantes cortas, a la pobre madre no le deja hacer nada. Ponemos la ropa a lavar, vamos al baño y a los 5 minutos el poroto te abre un ojo.

El elefante favorito 




El otoño llego en serio (Foto del celu, no es tan power como la cámara de fotos)

1 comment:

  1. me encanta ese minibosque tuyo ;) besos a poroto jaja

    ReplyDelete