Friday, November 7, 2014

Siempre me gustaron los viernes

Siempre me gustaron los viernes, incluso ahora que soy madre. Uno es mamá las 24hs del día, sin descanso, pero el fin de semana tiene ese gustito especial que nadie te lo puede quitar.

Tengo muchas ganas de volver a cocinar pan y galletitas, sé muy bien que no es el momento todavía, Luca es muy chiquito. Reconozcamos que tampoco tengo el tiempo del mundo. Antes me pasaba el día amansando y ahora dando la teta y cambiando pañales (ja). Ya prontito Luca me va ayudar en la cocina, un delantal y manos a la obra!
La sorpresa de esta semana, el poroto aprendió a sentarse. Ya no se cae para ningún costado, es un plato lo simpático que se puso.

Cuando el padre llega del trabajo, regala sonrisas por doquier. Es super gracioso verlos juntos riendo.

 Por la noche, a veces un poco movedizo, la madre va a terminar en el piso en cualquier momento. Preguntarán...no duerme en la cuna? No, hacemos colecho. Pusimos una extensión de cama en nuestra cama (una cuna pegada). Para mi, es una gran ayuda especialmente en las tomas nocturnas. Seguramente me entenderán muchas madres, dar la teta acostada fue la mejor idea que me pudieron enseñar. Sentada en una mecedora no es una opción muy prometedora ( las madres que lo hacen felicidades).

Este último verano estuve leyendo algunas publicaciones de Carlos González. Es un pediatra defensor de la lactancia materna, sus libros abarcan temas como la alimentación complementaria, colecho, crianza con apego (etc).
Plantea que los niños que duermen con sus padres se sienten más seguros e independientes. Es natural, una crianza con apego, donde escuchamos a nuestros hijos. Si llora, si quieren brazos, le daremos brazos y si quieren dormir abrazados, los abrazamos con todo el amor de mundo.
Esto no es un método, no es una moda de 2014, es volver a las bases de la crianza.
Vamos a acudir a su llamada, porque los niños no nos manipulan, nos necesitan, tan simple como eso. El tiempo pasará rápido, dejarán de ser niños y se convertirán en adultos independientes.
Porqué no darle el mejor comienzo?

 Es lindo poder tener una fuente de donde consultar. Uno dice -Entonces...lo que estoy haciendo esta bien y va por buen camino. Siempre va a haber en el mundo gente que opine sobre como criar a un hijo. Todos somos doctores, curanderos, abogados a la hora de opinar.
Yo me siento tranquila, hago lo que siente mi corazón ( y siento que no soy la única) ♥.

Les dejo al poroto jugando con mi vecino Totoro.


3 comments:

  1. Dios¡ que grande esta¡ Te escribo desprolijo, con un colega de Luca en brazos. Me gusta lo que decis, lo comparto hasta en los detalles. Pero fundamentalmente apoyo que cuentes tu experiencia, como te sale, desde el corazón. Necesitamos mas de esas madres que cofian en sus propias bases, donde nace su amor Besotes a la familia¡.

    ReplyDelete
  2. No dejo de pensar en que cada vez que veo a Luca lo veo con cara de señor grande e importante, no sé son cosas locas que me pasan, por ahí sale cientifico o premio nobel, en fin!!!
    Aveces la crianza es cuesta arriba y como bien decís hay mucha información buena , y está lo que una siente que debe hacer como mamá, pero también esta del otro lado tu hijo que es un ser especial y único y que hay que reinterpretar todo el tiempo...y yo siento que ese es mi desafió, aceptar al otro con amor y criarlas a cada una dentro de su individualidad

    ReplyDelete