Wednesday, October 29, 2014

Un dia te vi


Hola a un nuevo espacio, en donde compartiré con ustedes mi pequeño mundo. Una mamá que aprende cada día esta difícil y maravillosa tarea de cuidar a otro ser humano,un pequeño retoño de casi 6 meses que se llama Luca.

Tenia ganas de escribir esas cosas que me pasan, poder compartirlas con otras mamás, tal vez futuras madres también. Mientras estuve embarazada internet se convirtio en una fuente de conocimiento y de información increíble. Leí los clásicos libros de que esperar cuando uno espera pero las experiencias de otras madres fueron lo más valioso que encontré en este camino. Atraviesan en tu pensamiento miles de miedos, desde lo más simple a lo más complejo. Recuerdo que le tenía terror a la epidural, tenía pesadillas de una aguja gigante en la espalda...y al final no era nada de lo que me habían contado.

Tenía miedo también al parto de por sí y al final fue una de las experiencias más maravillosas de mi vida. Sí, creanme... fue maravilloso, un trabajo en equipo con una enfermera, mi marido, la partera y yo.

Hace 6 meses me convertí  en mamá, por primera vez. Una aventura que no tiene descanso pero con muchas recompensas.

Nada es fácil, especialmente los primeros días. Uno no se da cuenta que después del parto y la excitación del momento, el cuerpo sin lugar a dudas nos pasa la factura. Sentía como si me hubiera pasado un camión por encima, y que me había corrido un maratón de 24 hs sin descanso.
A todo esto, ahora tenía que estar fresca como una lechuga para darle la teta a ese pequeño ser humano que me necesitaba. Los nervios, el cansancio y la sensibilidad a flor de piel juegan su papel.


Los días pasan y uno se va conociendo con ese pequeño nuevo integrante de la familia, aprendo a ser mamá y él por su parte, se enfrenta a un mundo complejo y lleno de aventuras.

Los meses empezaron a avanzar, pasaron las etapas de los cólicos y llegamos a una etapa que la llamo la primavera del bebe. Se rie a carcajadas, empiezan a tener juguetes favoritos y los ves disfrutar de los mimos y besos. Miradas cómplices con el padre y risas contagiosas durante el día.
Por la noche mucho colecho y teta como broche de oro.

Este blog se convertirá en un diario de viaje, o un diario de vida si quieren mejor.
Compartiré mis recetas, mis recomendaciones y nuestras travesuras.

Un día te vi y me enamoré...

1 comment:

  1. Como me ha emocionadp leer esto...
    A lo mejor algun dia sea mama como tú...
    Me quedo aqui para leerte... Un beasazo!

    ReplyDelete